lunes, 15 de octubre de 2007

La industria cafetalera se recalienta
Sharay Angulo

Eduardo Margaret, gerente nacional de Abastecimiento de Fama de América, dijo que el índice de precios del café verde en el campo ya superó el del café elaborado, por lo que se está favoreciendo enormemente al productor nacional, pero se está dejando a la industria torrefactora con un margen muy pequeño de rentabilidad

Durante los últimos 20 años la producción de café en Venezuela ha venido en declive, con su pico reciente más bajo entre 2003 y 2004, cuando alcanzó apenas 1,150 millones de quintales de café verde. Y si bien en la zafra 2005-2006 se evidenció un considerable repunte (con ayuda del Plan Café y la misión Vuelvan Caras emprendidos desde el Gobierno), del lado de la industria denuncian que "el fortalecimiento (sobre todo cuando la oferta es baja y tiene cabida la especulación) experimentado por las organizaciones comerciales de caficultores (Paccas) e intermediarios que participan en este circuito productivo tiene una estrecha relación con la caída en la calidad del café y el incremento de los precios, por el encarecimiento que ocasionan en la materia prima". Así lo explicó Eduardo Margaret, gerente nacional de Abastecimiento de Fama de América, durante un taller para periodistas realizado por la empresa en octubre.

El gerente dijo que "con materia prima barata coexisten más de 80 empresas y 150 marcas en la industria torrefactora, y su carestía ocasionó que sólo entre 2003 y 2004 cerraran alrededor de 35 PYMI del sector. Además, no se justifica que los precios locales del café estén por encima de los internacionales, cuando 57% de la cosecha es del tipo arábica lavado C, el de menor calidad".

Margaret agregó que "el índice de precios del café verde en el campo ya superó el del café elaborado en Venezuela, regulado en 11.850 bs/kg, por lo que se está favoreciendo enormemente al productor nacional, pero adicionalmente se está dejando a la industria con un margen muy pequeño de lucro y rentabilidad. Nosotros estamos de acuerdo con que se reconozca el trabajo de los productores, pero no cuando la calidad es tan baja".

El representante de Fama de América está convencido de que el problema de la baja producción de café en el país se debe, en principio, a "la falta de organización e institucionalidad del sector cafetalero nacional. En Venezuela cuesta mucho más obtener menos café por hectárea, en comparación con otras naciones con cultura cafetalera como Brasil y Colombia. En estos países vecinos el rendimiento de café es de 27 y 14 quintales por hectárea, respectivamente, mientras que en Venezuela es de apenas 6,5 qq/ha", según cifras de Asicaf.

De acuerdo con Margaret, en el país existe una fuerte atomización y dispersión de los caficultores, de los cuales los pequeños (familias campesinas) representan 65% de la producción nacional, por lo que su nivel de tecnificación suele ser muy bajo.

Acciones a ser tomadas. Lo cierto es que durante la pasada cosecha, que culminó en septiembre, la producción nacional de café verde cerró en 1,344 millones de quintales. "Para el período 2006-2007 se prevé que nuevamente se superará la cifra de 1,3 millones de quintales, mientras que las compras de materia prima por parte de la industria se estiman alrededor de 1,250 millones de quintales, por lo que habrá un excedente de café que, si existiesen las condiciones adecuadas de precio y calidad del grano, tendría cabida en el mercado internacional", según el gerente. No obstante, el vocero también señaló que es "necesario promover las exportaciones de café verde y molido, así como revisar la incorporación al mercado de las presentaciones no reguladas, como las saborizadas". Darle apoyo técnico, financiero y comercial al caficultor; controlar los agentes comerciales y de movilización del café verde; continuar con el plan Vuelvan Caras Café Nº 1 que financia pequeñas torrefactoras; establecer mecanismos de estabilización de precios; apoyar el desarrollo de la caficultora agroecológica y mejorar la calidad del café verde son algunas de las recomendaciones de Fama de América para solventar los problemas que afectan actualmente al sector.
Convenio productivo. La empresa con más de cien años de operaciones también está promoviendo un acercamiento de la industria con los caficultores, a través de un convenio suscrito el pasado 27 de julio entre Fama de América, ocho núcleos de desarrollo endógeno cafetaleros (Nudeca) asociados en la Red de Organizaciones Cafetaleras Agroecológicas del estado Portuguesa (ROCA), el Instituto para la Producción e Investigación de la Agricultura Tropical (Ipiat) y el Instituto Autónomo Municipal de Desarrollo Endógeno y Economía Popular (Iamdep).

"La idea con este acuerdo es que sólo 30% de las compras de café verde que realiza la compañía (y no la mitad, como ocurre actualmente) se haga a través de intermediarios, para evitar costos innecesarios y mejorar la capacidad de negociación de los productores. En principio le compraremos a estos Nudeca entre 15 mil y 20 mil quintales de café verde, que es apenas una porción de lo que consume al año Fama de América(con 34 % del mercado), y las cantidades crecerán a la par de la demanda, así como las zonas geográficas de acción", según Margaret. Este convenio también contempla "establecer mecanismos que garanticen una eficiente relación productores-agroindustria, instituciones públicas y entes de investigación", así como mejorar la calidad de taza para el consumo.

No hay comentarios: